08-05-2010
Danza Árabe para niñitas
Paola Jarami

La Danza árabe bien enseñada y con delicadeza puede ser una excelente actividad física para niñas y  jovencitas desde los 5 años. Esta danza que como muchas una danza que debe ser desarrollada con dedicación y como una disciplina seria.

La danza árabe infantil puede convertirse en un área de desarrollo para las niñitas que la practican siempre y cuando se respeten las edades de ellas y las características propias de su etapa etaria de manera de no adelantar procesos y convertir a pequeñas niñas en adolecentes anticipadas. Si se respeta esta premisa podemos decir que todo lo demás son ganancias, las niñas aprenden un nuevo lenguaje con su cuerpo, previniendo la obesidad y desarrollando un conocimiento de su propio cuerpo y de su estructura que solo lo dan la danza y algunas actividades deportivas determinadas.

Si usted está buscando clases para sus pequeñas, aquí queremos entregarles algunas indicaciones que podrían ayudarla con esta tarea:

  1. Tenga en cuenta los gustos personales de su pequeña. Que a la mamá le guste la danza oriental no significa necesariamente que a la hija también.
  2. Revise el programa de la profesara así como también sus estudios y objetivos. Debe existir una correlación entre los objetivos de la academia y los suyos como mamá.
  3. Revise que el avance de su pequeña, la profesora sea cuidadosa con el progreso de su hija que vaya aumentando gradualmente técnica, energía, disciplina y arte.
  4. No olvide que esta danza es una danza antigua, que pese a no tener un estructurado vocabulario acordado mundialmente, posee y debe poseer cierta estructura y que esta debe ser respetada a la hora de enseñarse.
  5. Busque un lugar donde además de enseñarles la disciplina y técnica física se preocupen por adentrar a las pequeñas en la historia de la danza que ejecutan, la musicalidad, los ritmos y otros aspectos artísticos que la harán crecer.
  6. Motive a su pequeña para que aprenda y evolucione, pero no permite que la ejecución de esta danza sea relacionada con aspectos físicos o de peso que podrían causar un problema psicológico a su pequeña con el pasar del tiempo.
  7. Por último y lo más importante, preocúpese que su hija este siendo intensamente feliz mientras practica la danza oriental, pues esta es una danza alegre, de crecimiento y desarrollo personal.