5-09-2011
Suhaila, No a las Divas, SI a la técnica y al profesionalismo
Paola Jarami

Leyendo la biografía de un ícono de la danza universal Isadora Duncan, me conecté con parte de su pensamiento en relación a su misión. Ella concibió su misión de liberar a la mujer en la danza y proponer de este modo una idea del cuerpo y la vida más armónica con la naturaleza y con los principios revolucionarios de libertad, igualdad y fraternidad(El arte de la Danza y otros escritos . Isadora Duncan).

Nada que ver dirán ustedes con la visita de la maestra norteamericana Suhaila Salimpour a nuestro país. Pero la verdad es que tiene todo que ver con los sentimientos desarrollados durante los talleres de esta bailarina excepcional. ¿Cuán necesario es para un alumno nutrirse de un verdadero maestro? ¿Cuántas versiones de la danza oriental conocemos y cuántas veces hemos escuchado a la maestra de turno hablar del verdadero sentido de la danza árabe?¿Cuánta libertad se expresa en la danza de la mujer común al interior del aula?

Todas estas preguntas fueron develadas durante los dos días de talleres. Ya desde la bajada en el aeropuerto de Santiago a las 5.45 am Suhaila Salimpour fue una visita diferente. Llegó alegre después de 10 horas de viaje, con una gran sonrisa y la mejor disposición. No se quejo del frio, aún cuando su ropa era muy veraniega para los 2 grados que hacían en Santiago. Una vez en Hotel, ella pidió una habitación en conjunto con su ayudante, Andrea, una inteligente y simpática norteamericana, con una capacidad técnica que solo pudimos apreciar en su menuda figura, durante los talleres.

Un elemento para recordar, quizás una sorpresa para nosotros como sponsor, fue el almuerzo pues ese día los tomamos a las 17.00 horas y luego Andrea nos invito alos cafés en la cafetería Starbucks del Alto Las Condes. Les presentamos los cuchuflis y disfrutamos de la compañía, la alegría y la conversación de estas dos especiales mujeres que estaban por fin en nuestro país.

El sábado todo cambió. La llegada a la hora de las asistentes, todo planificado, el audio, el escenario, los regalos para los participantes, estaba preparado para comenzar la tan esperada jornada de aprendizaje. Lo que vino después fue un continuo descubrimiento. Suhaila se sube al escenario y desarrolla una técnica impecable, amena, dura, letal, que nos deja a todas como principiantes, pero con una sencillez que nos motiva a continuar y nos dispone a la admiración. Su manejo de la preparación del cuerpo para la danza, los movimientos que van más allá de los estilos, la estructura corporal, casi todo en ella es definitivo. Doloroso e increíble.

Más de 100 mujeres pudimos participar de esta experiencia definida por la mayoría como única en nuestro país. Al finalizar y sentadas alrededor de todo el gran salón donde pudimos realizar las clases, Suhaila conversó desde el corazón. Nos expuso sus convicciones arraigadas desde hace 44 años, de la bailarina sobredimensionada, del ego, de las DIVAS y de cómo nos preparamos para danzar desde el alma. Nos contó acerca de cómo descubre la mujer dentro de sus alumnas y de cómo esto alimenta su deseo de enseñar. A ella no le parece especialmente intenso bailar para el público, no quiere estar expuesta, ya tuvo demasiado de ello. Ella está en la búsqueda de la danza racional, con una técnica y una ideología para transmitir profundamente arraigada, y rigurosa.

Su amor por las relaciones interpersonales la hace una perfecta maestra, una provocadora, y por sobre todo una mujer buscando liberar a otras mujeres a través de la técnica, del estudio y de la búsqueda de la perfección, a través de la danza. Un coqueteo con los principios de Isadora Duncan que tuvimos acá en Chile, en Agosto de 2011.

El resultado está a la vista: 100 alumnas contentas, cientos de fotos, dos videos (uno incluso de la misma Suhaila) y un grupo en facebook cuyo título resume todo lo vivido “Yo sobreviví a Suhaila Salimpour” en el que podemos encontrar frases como las que siguen y que aseguran que tenemos Suhaila 2012, 2013 y 2014 solo para empezar.

Pienso que todo este entusiasmo se debe a que Suhaila es una profesora de verdad, se nota que piensa en las alumnas y tiene muy claro lo que busca y lo que quiere enseñar. ¡Esa es la idea! La mejor moraleja es que definitivamente nuestro camino como profes debe tener fundamento; debemos tener una técnica, un enfoque y hasta una ideología claros y propios y tratar de mantenerlos y confirmarlos en el tiempo, siendo coherentes, humildes y rigurosas. Paola Jara

CREO QUE ES EL MOMENTO DE PENSAR EN SUBIR EL NIVEL DE LA DANZA, es el momento de unirse y exigirnos nosotras mismas, mas SUHAILA. Gremidia Sagardia

Quiero compartir mi tremenda alegría de haber vivido esta nueva experiencia y con una profesional como ella y disfrutar con todas ustedes...sin conocer a muchas y a otras tenerles mucha estima...soy de los ángeles y siempre hago mucho esfuerzo por asistir a clases con profesionales de calidad es un regalo, como un tesoro para mi alma que se traduce en un gracias..por el solo hecho de vivir y cumplir mis sueños...buena onda a todas y estemos en contacto yo feliz!!!! sería bueno que compartiéramos música, videos y poleras cariños y que vuelva Suhaila!!!! Carolina Medina

Honrada, agradecida y emocionada de haber compartido este super workshop, con la gran Suhaila, las power productoras y profesoras que la trajeron, sus partners en esta aventura que les salió maravillosa; y con tantas mujeres topisimas que estuvieron aprendiendo, con alegría, foco y humildad, sin que importaran ni estilos ni niveles. Un aprendizaje total. Y feliiiz de reencontrarme con amigas queridas, profesoras que van en mi corazon, espero q futuras profes mias ...asujetense chikillas.... compañeras de talleres etc etc. Belleza para empoderarnos cada vez q algo nos saque de nuestro centro. Y siiiiii!! yeah!! sobrevivi a Suhaila y quiero otro workshop con ella luegoooo!! Abrazo a tod@s. Leyaskia