04-04-2013

Sobre el Folklore en nuestra danza

Paola Jara Vilches
Bailarina y profesora de Danzas Tradicionales de Medio Oriente y Norte de Africa
www.paolajaravilches.blogspot.com


A lo largo de mi camino como profesora de danzas folklóricas del Medio Oriente y el Norte de África he podido descubrir que la pregunta más recurrente es, precisamente, de qué se trata esta mirada. Para comenzar este texto -qué es más un desglose de mi propia visión que un artículo completamente objetivo- partiré diciendo que la intención de la pregunta ¿Qué es el folklore? implica pensar que puede ser definido como un objeto rígido, como una fotografía que miramos una vez. El principal fruto de mi trabajo como apasionada -casi obsesionada- del tema es la certeza de que cuando hablamos de folklore debemos pensar en algo VIVO, dinámico y en permanente evolución.

El concepto FOLKLORE es un término acuñado por William John Thomson y derivado de las palabras FOLK (pueblo) y LORE (conocimiento). Es decir, se trataría del conocimiento del pueblo. En el contexto del año en que surgió, 1846, y el lugar, Inglaterra, la envergadura del término estaba muy acotada y -comienzo a dar mi opinión- prejuiciada. Con esto no quiero decir que de manera obvia lo folklórico era considerado inferior, sino que lo folklórico era todo lo que estaba lejos de cierta élite muy definida.

Si entras a Wikipedia y escribes Folklore podrás leer sobre la historia del término, su desarrollo y los aspectos que se deben cumplir para que una manifestación cultural se considere un hecho folklórico. Lamentablemente, si te dedicas a la danza del vientre, árabe, oriental o como le llames (ese es oooootro tema), toda esta explicación no es suficiente si quieres comenzar a trabajar las danzas folklóricas. 

Una de las primeras confusiones es si el folklore es un estilo. Claro, puede ser, pero en ese caso ya estarías partiendo desde algo hecho, de una marca, un sello o una manera de hacer ya creada. Por ejemplo, el profesor, bailarín y coreógrafo egipcio Mahmoud Reda creó un estilo para hacer folklore, surgida de SU propia historia –como egipcio, claro-, idea, visión e inspiración que incluye, por ejemplo, ballet clásico. Pero, ¿es folklore lo que hace Reda? Por supuesto. Esa no es la pregunta clave. Lo que hay que dilucidar es cómo fue creada esa manera de abordar el conocimiento del pueblo, qué características tiene y si esa es la forma en que yo quiero hacerlo. 

Entonces, ¿cuál debiera ser mi punto de partida? EL PUEBLO. Aquí entramos en otra confusión. ¿Quién/es es/son el pueblo? Bueno, es necesario que lo establezcas. En mi caso mi punto de partida son los pueblos ANCESTRALES o los grupos humanos que conserven elementos basados en -hemos llegado a una de mis palabras favoritas- una IDENTIDAD común. Me gusta tanto esta palabra porque incluye otra que también me hace mucho sentido. En un grupo la Identidad es la que da un sentido de pertenencia y funciona con soporte para el desarrollo de mi Identidad como persona. La Identidad y CONCIENCIA (esta es mi otra palabra favorita) de ésta es lo que me permite saber quién soy. 

Pero, ¿qué tiene que ver la Identidad con las danzas folklóricas? Te puede servir como una guía, un mapa para entrar en este mundo. Lo que forma la identidad es el conjunto de creencias, símbolos, discursos, tradiciones, costumbres y otros (hay más variables, varios/as antropólogos/as han ido agregando, puedes investigar) de un grupo. Te pongo un ejemplo concreto. Contrapone a los gitanos de Los Balcanes con los Nubios. Investiga sobre sus creencias, tradiciones, etc. Vas a ver cómo las respuestas llegan solas y cómo los límites van estar claros.

Sí, otro de los problemas son los límites. ¿Hasta dónde llego, cuánto de mi imaginación pongo, cómo lo adapto para el escenario? Si de verdad VES a esos grupos (qué están vivos, qué son reales) vas a saberlo e, incluso, vas a poder definir cuál será tu acercamiento a su Identidad. Puede ser más o menos, pero si esos ELEMENTOS DE IDENTIDAD no están, se tratará de tu imaginación.

No está mal imaginar, todas las artes se tratan de eso. Pero hacer folklore implica una opción que inevitablemente te lleva a VER y RECONOCER al otro, asumiendo las diferencias, con RESPETO y honestidad. Un ejemplo para esto (recuerda, es mi opinión): existe una forma de interpretar la danza con melaya en que la mujer que la lleva va comiendo chicle. ¿Representa esto algún elemento de identidad? Según mi observación de las mujeres populares de Egipto, no. Me parece más bien que se trata de la idea que se tiene en occidente de una mujer popular. No quiere decir que las mujeres egipcias no conozcan el chicle, sí lo conocen, pero masticarlo en público hasta se alejaría de su identidad (si quieres puedes seguir pensando sobre esto y enviarme tu opinión).

Muy bien. Tenemos entonces la voluntad de mirar al otro para reconocer sus elementos de identidad. ¿Quién es ese otro? Lo que de una manera muy amplia ha sido denominado pueblo. Y ¿cómo lo veo? Tienes que acercarte con todo lo que esté a tu alcance. Busca libros que hablen de la historia del pueblo que te interesa y compara puntos de vista; ve películas de directores nativos; prueba su comida; escucha su música, descubre cuál es el vestuario tradicional y de dónde viene; interiorízate sobre sus costumbres y creencias; conoce su situación política; trata de descubrir sus contradicciones y acéptalas; si puedes viaja y conoce a su gente; por último ve lo que otros/as profesores/as de danza han hecho sobre ese mismo pueblo. Ah y lo más importante: no te quedes con una opinión ni creas todo a ojos cerrados. Puedes partir desde ahora mismo, con este mismo texto; lee y relee y decide si te hace sentido o no. 

Pd. En la próxima entrega, ¿qué implica moverse de una manera folklórica? ;)

Si quieres comunicarte conmigo búscame en facebook con mi nombre completoo escribe a:
paolajaravilches@gmail.com

www.danzaoriente.com - Diseño y mantención Coriolis