icono entrevistas Música recomendada icono podcast Videos recomendados icono notas Libros recomendados
01-10- 2008 - Nota
Hagalla
por Paola Jara Vilches

Haggala es la danza típica del oasis del desierto occidental de Egipto, específicamente en la zona de Marsa Matrouh. Es común con Libia. Se le llama con el mismo nombre a la bailarina que la interpreta. Haggala es también la fiesta en la que se baila la danza. Hagalla viene de “hagl” que significa “salto”, por lo tanto, la bailarina sería la “saltarina”.

Es sabido por nosotras que en la cultura árabe, los hombres escogen la mujer con quien se casan, arreglo que está muy relacionado con un acuerdo previo entre las familias. Pero en el oasis de Siwa las mujeres son quienes escogen a su marido.

El día de la boda se reúnen los jóvenes y hombres del pueblo y forman una hilera. Baten las palmas y tocan el pandero. La novia sabe quién es el elegido, pero ellos no. Baila durante un rato tapada por un chal, sin que los hombres puedan verla. Va bailando frente a cada hombre, hasta que llega al final de la fila. Cuando escoge, baila delante del elegido y pone sus manos de forma cruzada. Él saca las joyas que ha llevado para ofrecerle. En ese momento todos siguen batiendo las palmas y felicitan a los novios, quienes se dirigen a su nuevo hogar.

En esta zona las caderas son muy valoradas y la danza lo refleja. Los movimientos se centran en esta zona. Antiguamente las mujeres que la bailaban utilizaban unos almohadones debajo de la falda para aumentarlas y así darle más realce a los movimientos.

Tamalyn Dallal en su documental “40 días y mil y una noches” (absolutamente recomendable) visita el oasis de Siwa y muestra la danza que se ejecuta. Ahora, lo curioso es que quienes la interpretan son varones. Un grupo de hombres reunidos en una casa tocan el bendir y acompañan con las palmas mientras tres de ellos –incluido un niño de no más de diez años- mueven las caderas. Al hacerlo extienden los brazos hacia los lados y los mantienen así. Según mi investigación, mover la cadera no es exclusivo de las mujeres. Y claro, ¡Egipto está en África! Los movimientos que diferencian a hombres y mujeres están basados en los brazos, las manos y la cabeza, que las mujeres balancean mucho más, con gestos que resultan más coquetos.

El atuendo de la danza hagalla consiste en un vestido con vuelos y mangas anchas. La cadera se marca con una tela vistosa y prominente. Además, se llevan joyas beduinas típicas del lugar. En la cabeza puede ir un pañuelo con borlas que asoman en la frente.

Serena y Hossam Ramzy hace poco lanzaron un DVD sobre el hagalla llamada “Beduin Tribal Dance”. Es muy interesante dicho material, pues muestra a un grupo de mujeres interpretando la danza, con una de ellas como figura central. Alrededor están los músicos, quienes tocan y animan a las bailarinas. La ambientación es muy llamativa y apegada al contexto original, con alfombras vistosas y pompones de colores colgando, típico de los beduinos.

Hoy en día, las familias islámicas más tradicionales contratan una bailarina profesional y simulan la ceremonia del haggalla, pues es mal visto que la novia baile frente a hombres que nos son de su familia.


hagalla
Fotos