23-11- 2008 - Nota
Khallegge
por Paola Jara Vilches

El khallegge pertenece a la zona del Golfo Pérsico, la Península Arábica, Arabia Saudí, Kwait, Bahrain, Qatar, Emiratos árabes y Oman.

Existe una controversia respecto al significado de los movimientos presentes en esta danza. Durante mucho tiempo reinó la versión que la describía como una danza de salón de las mujeres de clase alta, quienes hacían alarde de sus joyas mediante las poses de manos y brazos. Esta teoría tiene relación con la importancia del petróleo en esa región y la riqueza que alcanzaron algunas familias.

Sin embargo, otras investigadoras de la danza han descubierto que esta danza está presente desde mucho antes del boom del petróleo y que, además, es practicada incluso por las niñas, con su mismo atuendo escolar. El significado de sus movimientos estaría relacionado entonces con el mar y el agua, debido a la presencia de puertos en esa zona. Si la danza nubia se puede definir como desde la tierra, el khallege sería desde el agua.

Esta danza tiene mucho de trance. Lo vemos en los movimientos de la cabeza y en el vaivén que se lleva al bailar. Algunos khalleges incluso pueden confundirse con el zaar. Esto se debe a que se practica desde los tiempos tribales, sufriendo modificaciones con el paso del tiempo y la mezcla de culturas.
Los movimientos son simples y ponen énfasis en la cabeza y el pelo –que puede ser echado hacia los lados, hacia delante y hacia atrás-, las manos y los hombros, dirigiendo los movimientos desde los pies, mediante un paso seguro, pero a la vez blando, que amasa sobre la tierra.
La vestimenta utilizada es el tobe al nash’ar, un vestido muy largo y ancho, bordado. Este vestido tiene especial protagonismo durante la danza. El ritmo utilizado es el saudi.

Si queremos presentarla podemos tomar dos caminos: armar una danza que enfoque la mirada al frente, que enfatice los movimientos de manos y esta idea de mostrar las joyas. Por otro lado podemos montar algo más basado en un grupo de mujeres reunidas que se dejan llevar por la música, con círculos más cerrados, mayor conexión y movimientos de cabeza más basados en el trance.


Fotos