10-09-2008 - Nota
"La musica Tunesina "
por Paola Jarami

Conoces la música tunecina? De todas la músicas del magreb la música tunecina es la que menos se ha preservado, siendo de carácter recreativo se ha fusionado con otros estilos. Fue aproximadamente en el siglo XVI bajo la hegemonía turca que la música clásica tunecina adopto las dos formas turcas el bashraf y el samai. Pero la diversidad y riqueza de la música tunecina se debe a la ubicación geográfica estratégica de Tunes y por ello es que se ha producido una mezcla étnica. Por muchas razones la música turca ha permanecido mientras que la tunecina se ha dispersado entre otras cosas porque fue una música de tradición oral por mucho tiempo.

Mohamed Abdel Wahab ha dicho que la música tunecina ha tenido 3 fases de influencia exteriores:

  • Una venida de oriente con centro en la Meca y La Medina
  • Otra venida de la España Musulmana con centro en lo andaluz
  • Otra venida del imperio otomano donde el centro es Estmabul.

La música en occidente ha cambiado muchas veces de forma radical y pareciera ser que la música oriental ha conservado su carácter más brutal y su esencia viva. Hay una música diferente para cada hora del día:

Salida del sol : Rahawi
media mañana: Rast
medio día : Zankul
entre los rezos después del mediodia: Hijaz
en el crepúsculo : Asbahan
después de la cena : Bryuk.

En el Magreb se habla de la música genética porque hace cuerpo con la sociedad.
Los instrumentos principales de la música tunecina tradicional son :
aoud : luth tunecino compuesto de 5 dobles cuerdas : sol la ré sol do
qânun : Citara de 26 dobles cuerdas
rbab : (rebek) ancestro del violín
nay : flauta simple
naqarat : dos pequeños timbales que se tocan con dos baguetas
darbuka

Entre los exponentes de éste género musical se encuentran artistas como Khémaïs Tarnane, Cheïkh El Efrit, Raoul Journou, Saliha, Habiba M'sika, Fethia Khaïri, Chéfia Rochdi, Oulaya, Naâma, Salah Mehdi, Ali Riahi, Hédi Jouini, Hammadi Ben Othman, Lotfi Bouchnak, Sonia Mbarek.

Entre la música tunecina más joven encontramos a esta cantante Latifa Arfaoui y luego a Sonia Mbarek, dos exponentes contrapuestas de un estilo de una herencia musical.