09-05-2011

Artículo basado en la revista de Danza Tribal “Tribal Talk”
“Sobrevivencia del más apto”.
 La evolución de la oportunidad de las bailarinas de “Fat Chance Bellydance”. (FCBD)

Por Nadia Khastagir y Carolina Nericcio.
 Primavera 1997Tempest
TRADUCCION POR PAOLA MALUJE  www.tribalfusion.cl

Como Portal Danzaoriente estamos muy orgullosos de tener entre nuestros panelistas a una bailarina nacional con amplia trayectoria y estudios en USA de Danza Fusión Tribal. Le damos la bienvenida y esperamos que sus interesantes artículos sean del agrado de todas las bailarinas chilenas involucradas o no con la Danza Tribal. Además, ella va por tercer año consecutivo al Tribal Fest realizado en California y nos estará reporteando todos los entretelones de éste, el más importante Festival Tribal del mundo.
Bienvenida Paola Maluje Boroday.

La gente cree que Carolina tenía una visión premeditada de como es el FCBD actualmente. Ellos piensan que el FCBD  ha acuñado la frase y se han descrito a sí mismos  como “Estilo Tribal Americano”. La verdad es que jamás ha existido un plan inicial. El FCBD está evolucionando constantemente, la compañía y el estilo están abiertos a nuevos movimientos e ideas de las vestimentas. Años de experimentación han conducido a sostener una sólida base que sostiene una estructura de estilo, sin embargo, posee la flexibilidad de nuevas influencias.

Hace diez años atrás, Carolina aprovechó los siete años de clases de danza con Masha Archer y comenzó a enseñar. Masha era una artista, y siempre enfatizó la inspiración del cuerpo desnudo como una forma de arte. Carolina sostiene que está completamente de acuerdo con esta forma de pensar. Sus clases se desarrollaron basadas en esta formación así como en las sugerencias que le hacían sus alumnos de lo que querían aprender. Obviamente, los entusiastas alumnos querían empezar a actuar.  Sus alumnos basaron su estilo en las enseñanzas de Masha, sin embargo, también experimentaron con diferentes estilos étnicos que les eran atrayentes.  Algunos movimientos de brazos y manos del flamenco calzaban a la perfección para el FCBD.  Los movimientos superiores del cuerpo y las posturas rectas estaban de acuerdo a la disciplina de Masha. Sin embargo, el trabajos de los pies era antiestético para la vista.

Jim Murdoch, también bailarín profesional y amigo de Carolina,  fue clave en el apoyo. Al inicio cometieron algunos errores, las puestas en escena usadas actualmente, tales como el ángulo apropiado para que se vean todas las bailarinas, nacieron del aprendizaje de estos errores. Se practicaron las entradas y salidas del escenario. Los movimientos que daban mejor resultado se mantuvieron y aquellos que no servían se eliminaron.
 
Crítica y Aceptación

El FCBD hizo su debut en la comunidad de danza del vientre el año 1990, en  el Festival de Danza del Desierto (DDF). Dunia, el organizador del DDF, les pidió, de manera imprevista, participar al cierre del espectáculo. Para su sorpresa, fueron recibidos calurosamente por el público, quién los animó a asistir a otros festivales de danza del vientre.

Su debut frente a la comunidad de danza del vientre no escapó a la crítica. La gente decía que el FCBD trataba de ser auténtico, folclórico o que presentaba una danza auténtica del Medio Este. Estos alegatos sorprendieron al grupo. Jamás dudaron que el estilo FCBD pudiera no ser de un invento de ellos.  El término “Estilo Tribal Americano” fue creado misteriosamente, (la gente sostenía que Carolina lo había inventado),  no obstante, describe a la perfección el estilo fusionado del FCBD y la conexión de las mujeres en el grupo, la tribu.  También criticaron que las danzas del FCBD no eran representativas de auténticas danzas por el uso de las espadas.

Después de la audición del año 1992,  Carolina recibe una carta de Aisha Ali, quien era jurado ese año, y quien  por muchos años había investigado las danzas y música del Norte de África, donde le hace una crítica constructiva, diciéndole que el FCBD estaba mezclando equivocadamente las danzas con las canciones. Que esas danzas jamás se efectuarían de ese  modo en el Medio Oriente. El FCBD nunca se había percatado de esto antes, simplemente bailaban las canciones que las inspiraban y que contribuían a dar un buen espectáculo.

Posteriormente, teniendo un espectáculo semanal en Estambul (Café ubicado en la ciudad de San Francisco), y posteriormente en Amira, las consolidó como grupo.  Bailando en el reducido espacio de un Café las orientó más hacia la actuación y les permitió enfrentar cualquier obstáculo sin pánico. Aprendieron a apropiarse del espacio sin temor. El trabajo improvisado las elevó a un nivel diferente y más excitante. El show semanal consolidó al grupo como un fenómeno en San Francisco. 

Cambio en el Enfoque
Carolina comenzó a tener la reputación de mal genio y era percibida como intimidante. Mirando hacia atrás, ahora ve cómo su temperamento ayudó a conformar un grupo fuerte y resistente, que nadie iba a confundir.

Lo negativo es que ofendió a algunas personas y finalmente las alejó. Su fuerte carácter había ayudado a formar el grupo, pero también podía destruirlo.  Carolina consideró la situación y encontró que las bailarinas eran tan territoriales y leales que ella no necesitaba seguir siendo dura. Las bailarinas hicieron lo suyo para mantener la integridad del grupo. Ahora ellas definían el ambiente del FCBD.

El año 1992 Carolina fue diagnosticada de Esclerosis Múltiple, entonces comenzó a idear su plan. Como no sabía la evolución de la enfermedad que la aquejaba, tomó la determinación de concentrar toda su energía en el FCBD.  Con la donación del Consejo de las Artes de California, comenzó a filmar videos.  El primero fue Tattooed One,  continuó con Tribal Basics. Sostiene que la E M la focalizó en una dirección. 

Nuevas Direcciones
El FCBD ha actuado en los eventos más importantes, tales como el SF Festival de Danzas Étnicas, Dance Brigade´s Nutcracker Sweetie, The Black and White Ball, el Yerba Buena Center of Arts, y hace poco, en el Kitka.  En 1995, Carolina produjo su propio espectáculo, The Gipsy Trail. El espectáculo promocionó al FCBD, Carolina, Dalia Carella de Nueva Cork, y Jim Murdoch.

Cuando el Teatro Artaud llamó a Carolina y le pidió hacer un espectáculo, Carolina pensó que no tenía suficiente material para hacer dos horas de show. Ese año ella había conocido a Dalia en Rakassah donde se conectaron inmediatamente. Dalia también había realizado muchas investigaciones en el estilo de la danza y  aceptó participar en el espectáculo. El Gipsy Trail presentó 14 piezas de elementos  tejidos de la danza gitana en una interpretación contemporánea. Cada  pieza era representativa de las diferentes áreas de “Gipsy Trail” desde la India hasta Egipto, España, hasta el Este de Europa. Carolina dijo, “nos da la oportunidad de desplegarnos.”  En los espectáculos habituales todo se compacta en veinte minutos. En The Gipsy Trail, el público podía ver segmentos más largos de sus influencias.

La evolución del FCBD en los siguientes diez años continúa tan poco planificada como al comienzo.  La base del grupo es sólida dada la gran experiencia de las bailarinas principales. La gente aceptó la versión el estilo tribal del FCBD.  Rina, que siempre ha participado en el desarrollo del estilo y las coreografías, ahora está haciendo la mayoría de las clases. Es también la manager del grupo. Le gustaría ver mayor participación del FCBD en la comunidad de la danza en general, actuando en más espectáculos de teatro. Quiere demostrar que la danza del vientre es una forma de danza disciplinada, y que el FCBD es un grupo de animadoras profesional.

Carolina tiene alguna fantasías propias acerca del futuro. Una es que el FCBD tenga espectáculos más frecuentes y que algún día tenga su propio punto de reunión. El otro es que, dado que ella no podrá viajar para hacer talleres, le gustaría comprar su casa y ofrecerla  como un  refugio de experimentación al FCBD.  Las bailarinas podrían quedarse en la atmósfera de B&B, tomar clases en la semana, asistir al espectáculo semanal en Amira, y también el estilo de vida que Carolina ansía para sus bailarinas: buena alimentación,  vida sana, y mucho ejercicio. Las bailarinas estudiantes de visita pueden experimentar el actual proceso detrás del “producto” de FCBD.  Entonces, el misterio que ha cubierto a FCBD por los últimos diez años se rompa.  La magia de FCBD no ha sido sólo una visión, sino el resultado de años de dedicación y experimentación. La magia que uno ve en el escenario es la unidad de un grupo con un sólido cimiento y cada bailarina es fuerte por sí misma.  Como dice Jim, “El concepto básico no ha cambiado (en diez años): artistas trabajando juntos en un grupo para expresarse creativamente.”

Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin